Tres pasos para organizar el contenido de tus redes sociales

3 pasos para organizar el contenido de tus redes

Tres pasos para organizar el contenido de tus redes sociales

¡Aló emprendedores!

Después de algunos meses frenéticos, retomo el blog para compartir con ustedes algunas ideas sobre cómo desenredar la comunicación online en el mundo emprendedor. En el último tiempo conocí muchxs emprendedores con un dilema en común: la dificultad para diversificar los mensajes en su comunicación y generar perfiles en las redes que sean ricos en contenido.

Entre quienes tienen este dilema existencial, encontré diferentes reacciones: la emprendedora que publica fotos de producto sin parar, hasta que sus redes están más cerca de ser un catálogo virtual que una comunidad; el que se rindió y dejó de publicar o publica de manera espaciada; y el que pasa largas horas frente a la compu para redactar cada posteo, porque no tiene muy en claro qué le conviene publicar.

Si sos algunx de ellxs, tengo buenas noticias para tí: este dilema no tiene una solución costosa ni compleja, basta con identificar algunas pautas que te permitan organizarte y así tener más en claro qué mensajes vas a transmitir en las diferentes plataformas online.

En este post les propongo tres pasos para poder organizar el contenido de su comunicación. Son simples, pero deben hacerse a consciencia, porque van a ser los pilares de futuros mensajes de su marca. Quienes están empezando, están en el momento perfecto para planificar de manera estratégica. Quienes ya están comunicando y les cueste encontrarle la vuelta a los contenidos de su marca, pueden usar estos tres pasos para diagnosticar el estado de su comunicación. Agarren sus timelines y ponganlos a prueba.

 

PASO 1: Definí objetivos

Sí, hablamos infinidades de veces de los objetivos y de su importancia. Y es que cada mensaje o cada acción que propone una marca en las redes, debería ir atado a un propósito. Si bien cada marca y cada fase del negocio tiene objetivos diferentes, existen algunos que se mantienen a lo largo de toda la comunicación. Acá van algunos ejemplos de objetivos y algunas preguntas que pueden hacerse para saber si lo que están comunicando responde a ellos:

  • Crear marca: ¿qué mensajes trabajo para mostrar la identidad de mi marca?, ¿de qué manera demuestro su personalidad y su estilo? Acá entran posteos vinculados a nuestros productos y servicios, a sus beneficios y atributos, las soluciones que ofrecemos, los valores de la marca, etc.
  • Generar visibilidad: ¿qué acciones propongo para aumentar el alcance de mi marca en las redes? ¿cómo viralizo mis contenidos? Sorteos, alianzas con otrxs emprendedoxs, participación en dinámicas instagrameras son algunos ejemplos de contenidos que responden a este objetivo.
  • Atraer nuevos compradores: ¿qué mensajes incentivan la compra? Esto tiene que ver con contenido 100% comercial: promociones, descuentos, combos y demás acciones destinadas a concretar la venta.
  • Fidelizar clientes: ¿cómo le hablo a quienes ya me compraron? ¿qué les ofrezco para que vuelvan a comprar? Beneficios exclusivos, prelanzamientos, descuentos por segunda compra son algunas ideas de posteos que sirven para atraer a aquellos que ya nos compraron.

 

PASO 2: Identificá ejes temáticos

Así como debemos pensar en propósitos a alcanzar, también es importante entender qué tipo de contenido nos conviene publicar en las redes sociales para que nuestra marca empiece a posicionarse de la manera que queremos. Los ejes temáticos son la base fundamental para la redacción de contenido, son 3, 4 o 5 conceptos que nos permiten organizar lo que vamos a decir. Por ejemplo, para un proyecto de ambientaciones los ejes temáticos podrían ser color – espacios inspiradores – tendencias; para una maquilladora podrían ser tips para maquillarse – make up & fashion – celebrities – productos recomendados.

Estos ejes deberían estar pensados en función de la personalidad de nuestra marca y de los intereses de nuestro público. Cuando tenemos bien claros los ejes de contenido, la ejecución de los posteos (pensar la imagen o el video y redactar el texto) es mucho más sencilla.

 

PASO 3: Poné reglas

Una vez definidos los objetivos y los ejes temáticos que van a regir nuestros mensajes en las redes, tenemos que pasar a la organización. Una buena manera de organizarse es fijar pautas, es decir, establecer reglas (a veces inventadas por nosotros mismos, a veces más vinculadas con el calendario y la época del año) que nos permitan saber más concretamente qué tenemos que hacer mes a mes. Algunos ejemplos de reglas puede ser: “Al inicio de cada mes voy a seleccionar 5 productos para hacer una promo especial”, “Una vez cada dos meses voy a hacer un sorteo en Instagram”, “Con el lanzamiento de cada colección voy a hacer una alianza con otro emprendedor para cruzar seguidores”, “Todos los meses voy a destinar $500 para llevar tráfico a mi blog desde Facebook”. Como emprendedores multitasking es imprescindible que en un principio fijemos pasos a seguir para facilitar la organización. A medida que estemos más cancherxs con la comunicación de nuestra marca, seguramente podamos flexibilizar esas reglas y trabajar de manera menos rígida, dándole más lugar a la improvisación.

En definitiva, este tipo de organización nos permite tener una comunicación online más diversa y más entretenida, no sólo para quienes nos siguen, sino también para nosotrxs que tenemos que ejecutarla. Si planteamos los objetivos de antemano y trabajamos los mensajes en base a eso, seguramente estos sean también más efectivos.

¡Abrazo emprendedor!

La China

You may also like

Comentar